Modelos

Le dice al oído en una de las arremetidas que es imbécil, que no sabe cómo pudo casarse con alguien como ella. Los dos creen que eso es cierto. Es más, el hijo de ambos también lo piensa. Cuando sea adulto, no pegará a su mujer porque estará mal visto, pero creerá que no vale nada y se lo hará saber siempre que pueda. Si no lo hiciera así, ¿cómo educaría a sus hijos?

Microrrelato escrito para el Concurso Imaginarte Minificciones en Cadena. La frase de inicio debía ser "Le dice al oído en una de las arremetidas".

20 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Joder Belén, qué fuerte!

"duncr" me ha sonado a golpe

Juan Vásquez dijo...

Ahí hay pareja para mucho rato! y, lo más incomprensible, ambos son felices; esas cadenas transgeneracionales son de lo peor.

Daniel J. Hernández dijo...

Buena protesta Belén!! Excelso!! Ojalá se de cuenta de su estupidez.
Un abrazo

Maite dijo...

Más real de lo que me gustaría. Forma parte del desorden humano. Un abrazo.

Belén Lorenzo dijo...

Ana: ¿gracias? :o) Sí, tienes razón, el tema se las trae...

Juan: felices no sé si lo serán, pero seguro que estarán mucho tiempo juntos.

Daniel: me parece difícil, pero no hay nada imposible!

Maite: en el mundo hay de todo, y por desgracia no todo es bueno...

Gracias por venir! Un abrazo para cada uno.

Juan Vásquez dijo...

Gracias por el Abrazo individual, me gusta más que el grupal; por cierto, es en serio que son felices como cucarrón que ve un monte de mierda, lo que pasa es que no es entendible desde nuestra lógica.

Feliz fin de semana

Su dijo...

Ojalá no fuera tan real, ojalá el amor fuera visto por todo el mundo como el método más eficaz para educarnos.
Abrazos

Belén Lorenzo dijo...

Ojalá, Su, pero las cosas son como son...
Abrazos.

Patricia dijo...

Empezando por el título, excelente micro de terror realista.
Bravo Belén, no podría expresarse mejor.

Lola Sanabria dijo...

El título en sí ya lo dice todo. Real como la vida misma, por desgracia.

Besos, mil.

Jorge García Torrego dijo...

Muy buen microcuento, enhorabuena.

Belén Lorenzo dijo...

Patricia: buena definición del género!

Lola: pensé otros títulos más largos, pero me gusta que sean directos.

Jorge: gracias, y bienvenido!

Muchísimas gracias a todos! Un abrazo para cada uno.

josé manuel ortiz soto dijo...

Belén, patrones que se reproducen.
Hay que romperlos.

Saludos.

Belén Lorenzo dijo...

Tienes razón. Es difícil romper patrones de cualquier tipo, pero es necesario. Un saludo.

Torcuato dijo...

Has tratado muy efectivamente un maltrato que no se ve. El maltrato psicológico.
Un beso Belén

Belén Lorenzo dijo...

Gracias, Torcuato! Ése es el peor: las marcas no se ven, y son imposibles de eliminar.
Un beso.

Anónimo dijo...

Es muy triste que la mujer todavía no se libere de la "culpa". Será cuestión de genes. Muy triste. Certero y cierto el relato, Belén.
Un beso.
Dulce

Belén Lorenzo dijo...

Sí, es triste, pero es algo que está cambiando. Lo que ocurre es que cuesta mucho tiempo porque romper esquemas heredados no es fácil. Aún así, se puede, estoy convencida. Un beso, Dulce. Gracias por pasar por aquí.

ROSIO dijo...

Esto en una cultura como la nuestra, es pan del dia a dia, sin embergo leerle me causa escozor.

Belén Lorenzo dijo...

Eso es buena señal, Rosio. La indiferencia sería la peor opción. Un abrazo!