Distancias




Todo el que conoce Santa Cruz de La Palma sabe que la Calle Real es la más larga del mundo. A pesar de los cálculos realizados, nadie sabe exactamente cuánto tiempo se necesita para llegar desde Correos hasta La Alameda. Por eso, siempre que salgo de casa lo hago con tiempo suficiente, pues la experiencia me dice que tendré que detenerme muchas veces por el camino. Sólo hay una cosa para la que nunca estoy preparada, y es que nada me resulta más difícil que salvar el abismo de treinta centímetros que nos aísla para saludarte con un beso.

Microrrelato escrito para el encuentro de relatos sobre La Palma organizado por el blog Aprendiz de palabras.
Fotografía de Nieves Pérez.

25 comentarios:

Torcuato dijo...

Hombres y mujeres son capaces de conquistar las cumbres más altas pero no son capaces de superas el muro de su orgullo.
Muy bueno.
Un beso Belén.

Belén Lorenzo dijo...

Gracias! Sí, hay distancias muy pequeñas que son difícilmente salvables. Puede ser orgullo, timidez, incomprensión... Nos ponemos barreras nosotros mismos.
Un beso, Torcuato.

Claudia Sánchez dijo...

Muy bueno Belén! Sí, si. La distancias más próximas a nosotros son las más difíciles de transitar, como que si fallamos nos caeremos.
Saludos!

Belén Lorenzo dijo...

Una imagen muy viva, Claudia: "si fallamos nos caeremos". Ésa sería la sensación: se abre un precipicio ante nuestros pies.
Gracias, Claudia! Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Esa es la mayor distancia, la que nos separa para la caricia o el beso.

Besos.

Odile dijo...

Ánimo valiente, sólo es un paso. Quítate de la mochila aquello que te impida moverte y lánzate. A veces, la respuesta puede sorprender.

Un beso valiente que a veces se asusta

Maite dijo...

La distancia, como el tiempo, es totalmente relativa. Un centímetro puede ser un mundo, y un segundo puede contener toda una felicidad. Un abrazo cercano.

Su dijo...

Es precioso. Ya se sabe, hay distancias y distancias...
Muchas gracias niña.
Besos

Anónimo dijo...

Cada dia escribes mejor. Gracias guapa!

Anita Dinamita dijo...

La calle más larga del mundo, la distancia más corta y más larga a la vez, cuanta relatividad encierra este micro
Un abrazo y el sombrero de Kum* (ja ja, lo tenía por casa, seguro)

josé manuel ortiz soto dijo...

Es triste lo que acontece tras la ruptura: todo de borra de golpe y, muchas veces, no hay manera de repararlo.

Un abrazo.

Daniel J. Hernández dijo...

Me intriga Belén, quisiera conocer esa calle.
Saludos

ROSIO dijo...

Nada mas lejos, que algo tan cerca!

Patricia dijo...

La mayor distancia es la que nos separa de nuestros afectos. Deseo a tu personaje lo mejor

Un abrazo Belén

Álfil dijo...

Aprovecha que estás por la zona y propicia el encuentro en la puerta de "La Bodeguita de El Medio", con un mojito en la mano. Que el ron acorta las distancias, se sabe aquí y en... Sta. Cruz de La Palma.
Un saludo,

Belén Lorenzo dijo...

Lola: tienes razón, es la mayor distancia, y también la que más duele.

Odile: gracias por tu beso valiente, siempre hacen falta!

Maite: gracias por tu abrazo cercano, a pesar de la distancia física.

Su: de nada, aquí estoy para lo que se te ocurra! :o) Me alegro de que te guste.

Anónimo: gracias por el seguimiento!

José Manuel: nunca lo pensé como una ruptura, pero la situación es tan ambigua que también puede serlo... Gracias por tu lectura.

Daniel: pues tienes suerte, porque existe y es verdad que decimos de ella que es la más larga del mundo. Es lo que pasa cuando todos nos conocemos: no haces otra cosa que saludar gente cuando sales a la calle.

Rosio: sí, la vida tiene muchas ironías como ésa...

Patricia: gracias, eres un sol!

Álfil:jajaja! Yo soy más de estar en "La Cuatro", pero viene a ser parecido, como se ve que sabes :o) Me gusta tu seudónimo.

Muchísimas gracias a todos! Un abrazo para cada uno, y buena semana.

don vito dijo...

Hola, bello blogg, preciosa entrada, te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen martes, besos.

Belén Lorenzo dijo...

Muchas gracias, pasaré a ver tu blog. Besos.

Carlota dijo...

Bonito micro!
(en otras ocasiones, en cambio, la distancia es preferible)

Belén Lorenzo dijo...

Gracias, Carlota! Me temo que tienes razón... :o) Un beso.

Juan Vásquez dijo...

Qué romántico!, de acuerdo con un comentario anterior veo que cambias de voz al escribir, que bueno, mejorar es muy bueno!

Belén Lorenzo dijo...

Muchísimas gracias, Juan. La idea es ir mejorando, o intentarlo al menos... :o)
Por cierto, mucha suerte para la final. Un abrazo.

Juan Vásquez dijo...

Gracias a vos, esperemos que todo vaya bien, la emoción ha sido gratificante.

Chula dijo...

La distancia física es la más fácil de salvar. En cuanto a la afectiva... puffff, sólo pensar cómo resolverla, me da vértigo.
Un abrazo.

Belén Lorenzo dijo...

En realidad es sólo dar un paso, pero es de los más difíciles. Un abrazo.