Celos

Despierta, escucho tu respiración.
"Sueña conmigo", te susurro intranquila.



11 comentarios:

Lola Sanabria dijo...

Supercelos, diría yo. Eso de que te quieran controlar hasta el sueño es el colmo de la angustia.

Besos.

Kum* dijo...

Mi querida chica del violín... ¿Ves?, te equivocaste otra vez. Este viajero sombrero vuelve volando a la Palma para posarse en tu tejado.

Tan real y cotidiano como aterrador. Exigir fidelidad me sigue pareciendo confundir el amor con la posesión. No hay amor sin libertad plena. Plena.

Me parece un relato ferpecto.

Lo dicho, Belén, mi sombrero.

Un diez más a sumar a este día,... 10-10-10.

Besos sin celos ni nada. Libres, plenos...

Puck dijo...

Me ha encantado y sin querer entrar en las guerras musicales que os traéis Kum y tú, a mí esto me suena a Sabina "y sin embaro"...
"cuando duermo sin ti
contigo sueño,
y con todas si duermes a mi lado"
Saludillos

Su dijo...

Que bueno! Y que insano... para una y para el otro.
Besos y sueña con quien quieras...

Juan Vásquez dijo...

Yo todavía no puedo creer que hay personas que piensan que los celos son la medida del amor. Saludos!

Maite dijo...

Los celos llevados a su máxima expresión. Aunque le auguro un mal final a tu protagonista, si deja tan poco espacio que ni a los sueños los deja libres. Un abrazo.

Jesús dijo...

que jodia.... sin embargo, ha sido él quien ha elegido vivir con una pareja "tan controladora".... que no se queje y que siga "soñando con ella" todas las noches por la perpetuidad. bikiños

Torcuato dijo...

Me ha encantado.
Superposesión.
Un beso.

Belén Lorenzo dijo...

Lola: además de celosa, manipuladora, no le faltan virtudes a esta mujer...!

Gracias por tu sombrero, Kum*, te lo guardo aquí, junto al violín, hasta que te lo devuelva o se lo pase a alguna vecina (a saber...)

Puck: gracias por la referencia de Sabina! Igual nos sirve a Kum* y a mí para llegar a un acuerdo, aunque lo veo difícil :o)

Su: tienes razón, muy saludable no puede ser... Gracias, se hará lo que se pueda :o)

Juan: para mí los celos no miden el amor, pero sí la autoestima, la seguridad en uno mismo, etc.

Maite: tienes razón. Los sueños son expresiones libres de nuestro ser, así que van por mal camino...

Jesús: jajaja, bueno, ésa es otra manera de verlo, pero no creo que aguanten mucho.

Torcuato: qué bueno que te gustó, muchas gracias.

Un abrazo para cada uno, y un millón de gracias a compartir a partes iguales.

Bicefalepena dijo...

Que no nos controlen los sueños nunca nadie más que la vida.
Realismo en texto.

Un abrazo.

Belén Lorenzo dijo...

Gracias! No sé si la vida tiene poder para controlarlos. A mí me bastaría con poder recordarlos... :o)

Un abrazo.