Silencio

Ya no se escuchan las risas que hasta hace un momento se mezclaban, creando un alboroto compartido entre dos. Las palabras, tomando ejemplo, también abandonaron el dormitorio discretamente. Fuera, en las calles, la vida continúa bulliciosa, pero dentro se ha creado un vacío. El tacto los ha embaucado: desplazando a los demás sentidos, les ha hecho creer a ambos que no existe nada más allá del horizonte de sus cuerpos.

Microrrelato publicado en La Esfera.

20 comentarios:

Cartaphilus dijo...

Precioso

River dijo...

Hola

Muu bonito.
¿Que mejor horizonte? *-*

Hasta pronto.

Kum* dijo...

Es que en esos momentos es absolutamente así. No existe nada más allá. Cuando eso ocurre es... ferpecto.

Esta frase me ha gustado especialmente: Las palabras, tomando ejemplo, también abandonaron el dormitorio discretamente., Me gusta la imagen que deja zumbando en las entendederas,... aunque me sobra un poco el "también".

Muy sugerente, Belén, me ha encantado.

Un beso sin horizontes.

Pd: ...apagarían la música, claro.

Anita Dinamita dijo...

Tacto silencioso, una maravilla Belén, voy a ver si silencio mi casa algún ratito :)

Su dijo...

Para mi mención especial?
Muy lindo

Maite dijo...

Bonita definición del silencio que pertenece sólo a los amantes. Un abrazo.

Belén Lorenzo dijo...

Cartaphilus: muchas gracias, eres un sol!

River: te doy la razón!

Kum*: mmmm, claro, tendría que ser sin música... pero no tiene por qué ser siempre así, tan silencioso :o) Tienes razón, se podría quitar el "también"... Lo voy a dejar porque quiero subrayar que las risas abandonaron la habitación, pero te agradezco mucho tu punto de vista, no dejes de opinar!

Anita: jajaja, inténtalo por lo menos!

Su: por supuestísimo! No hace falta que me pidas permiso para eso, faltaría más!

Maite: y bonito resumen el tuyo, me ha gustado mucho: el "silencio que pertenece sólo a los amantes".

6 abrazos para repartir a partes iguales!

Artistalight dijo...

No sé si es en India o algo así, dicen que el amor a la hora de la verdad, no necesita ojos, ni oídos...sólo piel :) Bello escrito :)

Daniel J. Hernández dijo...

¡Vaya Belén! Silencio. A veces el silencio es incomodo pues es cuando escuchamos y atendemos lo que pr dentro susurramos. Pensamientos.
Me gusta mucho tu estilo Belén.

Un abrazo silencioso.

Belén Lorenzo dijo...

Qué curioso, Artistalight, no lo había oído, pero pega que sea en la India. Muchas gracias.

Tienes razón, Daniel, el silencio puede ser incómodo. En este caso, se impone solo... :o) Muchas gracias.

Un abrazo para ambos!

Yaiza dijo...

Siempre me sorprendes...

Belén Lorenzo dijo...

Qué bueno, ¿no? :o) Gracias, guapa!

Puck dijo...

Que conste que con su canción sonando de fondo también sería igual de bonito :-). me ha encantado. Saludillos silenciosos

Belén Lorenzo dijo...

Jajaja, gracias Puck! Un abrazo.

Héctor M. dijo...

Precioso. Bien expresado

Belén Lorenzo dijo...

Gracias, Héctor, y bienvenido!

Álfil dijo...

Muy bonito, Belén. Después, cuando desaparece el silencio cómplice de los amantes, es cuando aparece, como decía Sabina, el ruido...

Ruido de abogados,
ruido compartido,
ruido envenenado,
demasiado ruido...

Jorge García Torrego dijo...

Me recuerda al capítulo 7 de Rayuela. Saludos,

Kum* dijo...

Bueno, Puck,... no sé cómo tormarme eso...

Belén, recibido el sombrero. Mil gracias.

Hoy, después de amanecer en una playa desierta, con una tormenta salvaje como recibimiento, me siento pleno, feliz...

Os mando a las dos un beso de mar, de selva... de Caribe.

Belén Lorenzo dijo...

Álfil, gracias por la referencia, aunque espero que no sea siempre así! :oS

Jorge, menudo elogio! Ojalá fueran comparables, me encanta ese capítulo...

Kum*: Puck tiene derecho a expresarse... :o) Qué bueno que llegara el sombrero, temí que llegaras tú antes. No te lo pongas si hay tormenta, que podría estropearse.

Un abrazo para cada uno!