Volcán

   Siguiéndote la corriente, dije que sí, que sentía el calor del Teneguía y la energía telúrica que transmite debajo de mis dedos. Y en realidad era incapaz de notar nada, pendiente como estaba del calor de tu mano sobre la mía.

9 comentarios:

Su dijo...

Que bonito, ya sabemos que hay ciertas cosas que desvían la atención...
Besos

Gotzon dijo...

Muy bonito y romántico, saludos Belén.

Anita Dinamita dijo...

Precioso Belén!

Belén Lorenzo dijo...

Gracias a los tres!

Su, es que hay distracciones y distracciones :o)

Un abrazo

Patricia dijo...

Sí, a veces sucede esa magia.
Saludos!

Puck dijo...

Y esa misma magia es la que recordamos después al volver a algunos lugares o ver algunas fotos. Precioso, Belén.

Belén Lorenzo dijo...

Patricia, Puck: La magia siempre es maravillosa, hay que hacer lo posible por vivirla o re-vivirla. Gracias por pasar por aquí. Un abrazo.

Juan Vásquez dijo...

qué bonito cuento! y yo que ando de viaje en un pueblo que es muy muy frio jmm. Felicidades Belén.

Belén Lorenzo dijo...

Gracias, Juan, y abrígate bien :o)