Síndrome




Desde entonces escribo basura. Sí, como lo oye: ba-su-ra. Estoy bloqueado. Hilo un par de frases y acto seguido las tacho. Y lo peor de todo es que los culpo a ellos. Sí, claro, a mis lectores. Nunca debieron convencerme de que escribía bien.

Microrrelato finalista en la 8ª quincena del concurso Imaginarte Minificciones. La frase de inicio debía ser "Desde entonces escribo".

9 comentarios:

Puck dijo...

Cuentas con mi voto :-)Me encanta la buena compañía que hay en la final
Saludillos

depropio dijo...

Este micro esconde una verdad enorme y pasa algo muy parecido con los comentarios de los blogs

Belén Lorenzo dijo...

Puck: y tú con el mío! :o) Me encantó tu texto. Tienes toda la razón, en la final estamos muy bien acompañadas!

Depropio: es como todo, los elogios a veces paralizan, o peor, hacen que te creas que todo lo que haces está bien. Ya se sabe, en el punto medio está la virtud!

Un abrazo fuerte para los dos.

marialuisa dijo...

Me ha encantado Belén!!
genial, como siempre

un saludo

Kum* dijo...

Joder... menudo empacho con la frasecita. A ver,... ¿Alguien que no se haya presentado a lo de esto? ¿Usted?, el de la cabeza grande. Ah, que también. Vale.

Aún así,... tremendo mensaje. Tiras con bala. Ja,ja,ja,ja,a,ja....

Besos con serrucho.

Torcuato dijo...

Da mucho gusto que te digan que escribes bien, y es difícil renunciar a los halagos, pero es verdad es que corre uno el peligro de acomodarse.
Besos.

Maite dijo...

Buena reflexión, con los halagos uno corre el peligro de creérselo y pensar que tiene que ponerse listones y comenzar a escribir para los demás, en lugar de para uno mismo, así es como se termina con la magia. Abrazos.

Javi dijo...

Cuánto pasa..., cuánto pasa...

Muy bueno!

Saludos

Belén Lorenzo dijo...

María Luisa: qué bueno, muchas gracias!

Kum*: jajaja, hay que sacarle punta a todo!! Estos concursos te sirven para eso: a base de darle vueltas a la frase para no ser convencional, acabas escribiendo sobre cosas que ni te imaginas. Y sí, siempre que pueda, con bala.

Torcuato: es un arma de doble filo, y de las peligrosas...

Maite: esa línea es tan fina... Yo creo que en parte andamos saltando de un lado a otro. Pinsas que escribes para ti, y de pronto te das cuenta que te preocupa lo que opinen los demmás y te reafirmas en que tu intención es ser fiel a lo que quieres transmitir. Y así sucesivamente, como dicen los de Gomaespuma!

Javi: bienvenido, y muchas gracias!

Un abrazo para cada uno.