Señal

Se hunde, pensé. Pero no.
Está de tu parte.



Nanorrelato sobre fotografía de Saray Rojas.

13 comentarios:

Su dijo...

O de la tuya... quien sabe.

Abrazos

Brujita:D dijo...

Ohhh! que boniiiiiiito. Lo voy a compartir;)

Belén Lorenzo dijo...

Su: tienes razón, nunca se sabe hasta que pasa algo :o)

Brujita!! ;o) Qué bueno que te guste! Eres un sol.

Un beso para las dos.

Juan Vásquez dijo...

Qué cuento tan romántico! muy bonito.

Ya sé por qué nunca los correos ni los mensajes en el cel reemplazarían una nota de amor escrita en hojita maltrecha de un cuaderno escolar.

Belén Lorenzo dijo...

Hay cosas que son mejores sin tecnología! :o)
Un abrazo, Juan.

anuar bolaños dijo...

REO


Éste que te asfixia
es el enfermo soñador
de rostros azules
y nombres de guerrero.
Aquel que tiene las entrañas raídas
y un cometa por alma.

Estos ojos que te desnudan
pertenecen al torpe que te ama,
pues este hombre brutal,
inescrutable,
saturado de ilusiones,
vive inundado de tí
arando esperanzas
con sus herramientas desgastadas
y la dulce tentación de la muerte
doblada en el bolsillo.



anuar iván.

Puck dijo...

Es precioso. Breve y directo. Me ha gustado mucho. Saludillos

Javier Domingo dijo...

sencillo y hermoso. Me gusta.
un saludo

Belén Lorenzo dijo...

Gracias a los tres. Un abrazo para cada uno.

Torcuato dijo...

Es curioso que con algunos hiperbreves se podrían escribir ensayos enciclopédicos.
Un beso.

Belén Lorenzo dijo...

jajaja, sí, tienes razón... :o) Un beso.

Jesús dijo...

Genial

Belén Lorenzo dijo...

Gracias Jesús!
Un abrazo.