Tiempo de perogrullos

—Aquí estamos.
—Sí, aquí estamos.
—Mañana no se sabe.
—No, no se sabe.
—El tiempo vuela.
—La verdad es que sí.
—Que sí qué.
—Eso, que el tiempo vuela.
—Sí, claro. Siempre lo he dicho.
—Y yo.
—Y no se recupera.
—No, no vuelve.
—Por eso no debemos malgastarlo.
—No, no debemos.



6 comentarios:

Navegante dijo...

He leído varios de tus relatos y me parecen verdaderas joyas. Tu capacidad de contar tanto en tan poco y con tanta imaginación me ha seducido. Te sigo.
Saludos.

Belén Lorenzo Francisco dijo...

Muchísimas gracias, Navegante.
Un abrazo.

Hola, me llamo Julio David dijo...

-Buen texto.
-Sí, muy bueno.

Jaja

Saludos y saludes!

Belén Lorenzo Francisco dijo...

Jajaja, muchas gracias...
Un abrazo.

Santi Amén dijo...

Este es un tiempo bien aprovechado.

Belén Lorenzo Francisco dijo...

:o) Un abrazo, Santi Amén.