Equilibrio

La oscuridad envuelve sus cuerpos.
La piel los ilumina.



13 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Belén, no sé si leíste el micro de Pablo Gonz de hoy, pero parece que pensabais en lo mismo, o quizá te inspiró, no sé... otro ying yang de luz y oscuridad.
Precioso
Abrazos

Patricia dijo...

Bellísimo!

Luisa Hurtado González dijo...

Muy bonito, Belén, y gracias Anita por recordarme a Gonz, micro muy bonito también. Y, sí, curiosamente ambos micros tocándose, cerca muy cerca uno del otro.
Un saludo fuertote.

Maite dijo...

Sentimiento en estado puro! Me ha gustado esa imagen de la piel iluminando la oscuridad, como un fluorescente.

calabacita exiliada dijo...

Muy bonito, pocas palabras, mucha intensidad.

Belén Lorenzo dijo...

Anita y Luisa: Muchas gracias. La verdad es que hace días que no paso por su blog (en general me está costando leer por falta de tiempo...), pero le haré una visita a ver qué tal :o)

Patricia y Maite: gracias, son unos soles.

Calabacita: muchas gracias, qué bueno que te transmitiera tanto el texto.

Un abrazo para cada una!

Daniel J. Hernández dijo...

Excelente Belén. Muy concreto, supongo.

Abrazos mexicanos, ¡felices fiestas!

Torcuato dijo...

Una maravilla, Belén.
Muy bello.
Besos

Belén Lorenzo dijo...

Daniel, Torcuato: gracias a los dos.
Un abrazo fuerte.

egolastra dijo...

A todos los escépticos: véis como es posible describir el alma.

Felicidades, un abrazo.

Belén Lorenzo dijo...

No me digas eso, que me dejas sin palabras! :o)
Muchas gracias, un abrazo.

Jorge García Torrego dijo...

Este cuento es genial, ¿Qué mejor luz que la de los cuerpos?
Creo que me voy a pasar más por este blog....
:D

Belén Lorenzo dijo...

Y yo me alegraré de que lo hagas :o)
Muchas gracias, un abrazo.